"...la pelota no se mancha!..."

Acostumbrarse a todo

La verdad que no le voy a dar muchas vueltas. Este post no va a hablar de politica. O si, quizas un poco, pero no es el objetivo. Aunque parezca mentira, no responsabilizare de todos los males al kirchnerismo. Escribo este post, desde la impotencia y desde el hartazgo. Me canso el pais. Me canso Argentina. Me canso la manera de ser del argentino.

El argentino es por definicion, un ser adaptable. Sinceramente, creo que esta capacitado para vivir en cualquier cultura. Si hay algo que no le parece normal, alcanza con hacerselo repetir varias veces y se acostumbra (decile por ejemplo, que es normal que un tipo sin ningun tipo de identificacion te amenace con romperte el auto si no colaboras con unos pesos). No por ser esto una virtud estandarte, sino por la capacidad de correr los limites de la normalidad progresivamente.

Les cuento un caso que me toco de cerca. Hace unos 20 dias (aproximadamente) intentaron robar en los duplex donde vivo (un pasillo largo comun a todos los deptos). Un vecino los vio, y frustro el ilicito. Ayer, volvieron a intentarlo esta vez con exito. Nadie los vio, se metieron hasta la puerta de mi casa y le robaron la bicicleta a mi vecino. Dia de semana, plena luz del dia. Resultado, mis vecinos guardan todo adentro de sus ya poco-espaciosas casas para evitar que alguien entre a un pasillo que es privado y se lleve sus pertenencias. Otros en cambio, se vieron obligados a atar con candado sus pertenencias en sus propios patios. Yo me pregunto, es esto, acaso la nueva normalidad? En esto consiste "acostumbrarse"?

Hace aproximadamente un mes atras, salimos con un amigo (Leandro, excelente bajista de TRES), a las 21:00 a comprar una Coca cola a un kiosko a una cuadra de casa. Mientras esperabamos nuestro turno de compra, una moto con dos chorritos, a los tiros con un patrullero que lo perseguia, a no menos de 50mts nuestro. Nueve de la noche. El chico que compraba en ese momento, sin perder la calma, se puso detras de una columna mientras terminaba su pedido. Mientras tanto y entre risas nerviosas, contaba que hacia unas semanas, cerca de su casa, un chico habia quedado cuadriplejico por un balaso recibido en un tiroteo accidental. Nuevamente escuche la frase desafortunada "que va a hacer habra que acostumbrarse".

Nos acostumbramos a todo, pero a absolutamente todo, y esto es anterior a los delincuentes que tenemos ahora como gobernantes, de hecho ellos siguen ahi, porque en nuestra cultura esta el ADN del acostumbramiento. Creemos que todo es normal. Es normal que un politico se enriquesca obsenamente durante su gestion. Es normal que se cobren coimas. Es normal lavar plata, ja!, y en este caso si no lo es hoy, lo sera mañana. Desde lo mas simple a lo mas grotesco.

Si pensas que lo que digo es algo producto de la ingesta de estupefacientes, hace un ejercicio sencillo. Tomemos por ejemplo, a los automovilistas. Sali a caminar por la calle y mira como conducen los automovilistas. Observa el famoso recurso extraordinario de "la doble fila" y decime cuanto de recurso y cuanto de extraordinario tiene algo que se convirtio en algo sistemico para los automovilistas argentinos. Venite a Rosario y parate en la esquina de Alvear y Rioja (por ejemplo), en horario pico y fijate la cantidad de autos en doble fila sin conductores adentro que hay sobre Alvear y decime, si no somos gente que se acostumbro a ignorar el derecho a transito de los demas. Y se acostumbro, principalmente, por dos cuestiones muy sencillas. Porque no nos importa, y porque nadie nos sanciona por esa indiferencia. Entonces, dale que va nomas. Pasa. Lo mismo sucede con el respeto al peaton, a la gente mayor cruzando la calle, o si un tipo rengo o con muletas quiere cruzar. Simplemente no puede acceder a lo que le corresponde por derecho sino, solamente, por la buena onda de algun tipo que se cope.

Nos acostumbramos mas a ser esporadicamente solidarios, que a ser regularmente civilizados.

Nos han criado diciendonos que lo que tenemos de sabandijas, lo tenemos de buena gente, y que en nuestra escencia del ser, como argentinos, somos antes "macanudos" que correctos y civilizados. El problema con la macanudez, es que es tan subjetiva, que puede variar de que un tipo te ceda el paso, o a que un delincuente sea tan macanudo de no pegarte un tiro y darte solamente un culataso que te parte la cabeza.
Creo que hoy los tiempos demandan un cambio tan sencillo como profundo. Ser menos macanudo y mas civilizado.

Sinceramente, no se a que fenomeno responde esto de ser una plastilina cultural, esto de adaptarse a todo, no se si responde a un efecto no deseado del progresismo algo asi como una especie de contraindicacion. No veo mucho de esto ultimo [progresismo] en bancarse que un tipo te tire el auto encima en una esquina, o que en un choro se meta en la intimidad de tu propiedad para robarte. Si ser un tipo abierto y con tendencia progresista, es bancarse todo esto sin chistar y agradeciendo que todavia no te toco, entonces no soy progresista y me pongo de la otra vereda, y empiezo a pedir palo para los delincuentes y sanciones duras para los automovilistas (por remitirme a los ejemplos de este texto).

Seria interesante desafio, pensar como nos vamos a ver en 10 años como sociedad, y si nuestra capacidad de asombro se vera sobrepasada por algo mas que no sea los avances tecnologicos. Si no empezamos a hacer algo AHORA en 10 años sera normal tener un muerto por familia en situacion de robo.

Los acentos? si estaban riquisimos

comments powered by Disqus